La cuchara

Un estudiante de zen se quejaba de que no podía meditar: sus pensamientos no se lo permitían. Habló de esto con su maestro diciéndole: – «Maestro, los pensamientos y las imágenes mentales no me dejan meditar; cuando se van unos segundos, luego vuelven con más fuerza. No puedo meditar. No…

Continuar Leyendo

Zen en acción

El  Maestro  zen  Man-­an escribió  a un  estudiante  seglar  de  zen:  «Si  quieres alcanzar la maestría de todas  las verdades  y ser independiente  de  todos los  acontecimientos,  no  hay  nada mejor que  la concentración en actividad.  Es por esto por lo  que  se  dice  que  los  estudiantes  de misticismo  que…

Continuar Leyendo

¡QUIERO MORIRME!

Un día, un hombre fue al Centro Zen de Providence muy ansioso y gritando, “¡Me quiero morir! ¡Me quiero morir!” Un monje se le acercó, “¿Qué ocurre?” “Me quiero morir.” “Un momento. ¿Qué te ocurre? ¿Por qué quieres morirte?” “¡No me gusta este mundo! ¡No me gusta la gente! ¡No…

Continuar Leyendo

¿Quién tiene buen sabor?

 Un maestro ofrece un melón a su discípulo. —¿Cómo encuentras este melón? —le pregunta—. ¿Tiene buen sabor? —¡Sí, sí! ¡Muy buen sabor! —responde el discípulo. El maestro le plantea entonces otra pregunta: —¿Quién tiene buen sabor, el melón o la lengua? El discípulo reflexiona, se complica y responde: —Este sabor…

Continuar Leyendo

El Increible Ki (Grito)

Un Maestro de combate a mano desnuda enseñaba su arte en una ciudad de provincia. Su reputación era tal en la región que nadie podía competir con el. Los demás profesores de artes marciales se encontraban sin discípulos. Un joven experto que había decidido establecerse y enseñar en los alrededores…

Continuar Leyendo

Juicios

En una aldea había un anciano muy pobre, pero hasta los reyes lo envidiaban porque poseía un hermoso caballo blanco. Los reyes le ofrecieron cantidades fabulosas por el caballo pero el hombre decía: Para mí, él no es un caballo, es una persona. ¿Y cómo se puede vender a una persona, a…

Continuar Leyendo

Desafío

Es imprescindible un poco de lucha. Las tormentas con sus truenos, relámpagos y tristezas, nos enriquecen tanto como la felicidad y la alegría. Oí una parábola antigua. Y debe ser muy antigua porque en aquellos días Dios acostumbraba a vivir en la tierra. Un día un viejo campesino fue a verle…

Continuar Leyendo

El Problema

Cuenta la leyenda que en un monasterio budista ubicado en una ladera casi inaccesible de las frías y escarpadas montañas del Himalaya, un buen día uno de los monjes guardianes más ancianos falleció. Le hicieron los rituales tibetanos propios para esas ocasiones, llenas de profundo respeto y misticismo. Sin embargo,…

Continuar Leyendo

  • Traducir