El Primer Kesa

Cuando el Buda Shakyamuni vivía aún en su palacio, rodeado de los placeres y los lujos más refinados, sus vestidos eran finos y delicados, de los tejidos más valiosos y de mayor calidad que el mercado de aquella época ofrecía. Cuando se convirtió en monje mendicante, dejó atrás el lujo,…

Continuar Leyendo

El Brahman Celoso

En cierta ocasión, un brahmán celoso del Buda Shakyamuni fue a verle y, lleno de ira y resentimiento, comenzó a llenarle de improperios y a insultarle duramente. El Buda escuchaba pacientemente, sin alterarse ni responder a los reiterados insultos que el brahmán le dirigía. Después de un buen rato el…

Continuar Leyendo

El Yogui y el Erudito

Se trataba  de un erudito  muy pagado de sí mismo, que siempre estaba haciendo  gala de sus conocimientos de todo  orden,  menospreciando a aquellos  que no eran  tan cultos como él. Escuchó hablar de un yogui y acudió  a visitarlo,  pero  no para interesarse  por  él o preguntarle algo sobre…

Continuar Leyendo

El Atavío

Un hombre  fue invitado  a comer en la lujosa mansión  de unas personas muy acaudaladas. Llegó a la reunión ataviado con unas prendas  muy sencillas y se percató  de que los anfitriones disimulaban para evitar saludarle. Dejó durante  unos minutos  la reunión,  se desplazó a su casa y se envolvió…

Continuar Leyendo

El Samurai

Un aguerrido samurái fue a visitar a un  anciano  sabio  para  exponerle una duda que le atormentaba desde hacía mucho tiempo. —Señor –dijo–, me hallo aquí porque necesito saber si existen el cielo y el infierno. —¿Quién lo pregunta?  –dijo el sabio. —Un samurái –respondió orgulloso  el guerrero. —¿Y tú…

Continuar Leyendo

En Busca del Maestro

Llevaba diez años  en busca de un maestro  espiritual,  recorriendo los caminos  de la India.  Decidió  adentrarse  en los altos  Himalayas  para ver si en esas remotas  tierras  le era dado conocer  a un verdadero maestro.  Estaba atravesando uno de los colosales valles himalayos cuando se encontró con un anciano…

Continuar Leyendo

Accesos de Ira

Era un hombre  que tenía recurrentes accesos de gran ira que no lograba controlar. Muy preocupado por ello, se enteró de un sabio que podía aconsejarle y que vivía en la cima de una colina. Decidió acudir a visitarle. Una vez ante él le expuso el problema. El sabio dijo:…

Continuar Leyendo

Generosidad

Era un maestro  con fama de santidad  y sobre  todo  de generosidad. Iba un día paseando  por el jardín de su anfitrión cuando  observó que un criado recibía un plato con su ración de comida diaria y un trozo de pan. Un perro  que husmeaba  por allí se aproximó al…

Continuar Leyendo

¿Acaso sois Jueces?

Eran unos discípulos que llevaban muchos  años con su maestro,  pero que no podían  corregir  tener la lengua demasiado  ligera y utilizarla  a veces como  una  daga.  Se juzgaban alegremente  unos a otros, criticaban y censuraban  por sistema y habían  hecho  de todo  eso su diversión favorita. Incluso llegaron a criticar…

Continuar Leyendo

Ayuda a los Desvalidos

Era un maestro  que instruía  personalmente  a un discípulo y no deseaba que éste se entregase solamente  a la meditación y abandonara las acciones generosas, puesto que él bien conocía  que la sabiduría  estriba  en combinar  la disciplina mental con la acción generosa. Por ello, todas las tardes lo enviaba a…

Continuar Leyendo

El Cumpleaños del Monarca

Era el monarca  de uno de los reinos más poderosos  de la India y cumplía cincuenta  años de edad.  La ocasión era,  pues,  muy  especial  para  él y quería  celebrarlo  con  nada  menos que siete días y sus correspondientes noches  de celebraciones  insuperables,  con toda  clase de fastos. Solicitó que…

Continuar Leyendo

Impermanencia

Entre los primos de Buda, había uno que  le odiaba  implacablemente y quería incluso arrebatarle la vida. Se llamaba Devadatta y cierto día, cuando  Buda caminaba  a través  de un desfiladero,  le arrojó una roca desde lo alto con la intención  de acabar con él. Sin embargo,  la roca  no  cayó…

Continuar Leyendo

La Denuncia

Era un apacible y modesto  campesino que sólo poseía un burrito.  Cierto día, al acudir al establo para darle de comer, descubrió  apenado  que se lo habían  robado. Se dirigió  al puesto  de policía y narró  lo sucedido. Uno de los policías le recriminó con acritud: —¡Es usted un descuidado!…

Continuar Leyendo

  • Traducir