La Esencia de la Quietud

Cuando nos desprendemos de nuestras ideas, pensamientos y conceptos, hacemos espacio para que se manifieste la mente auténtica. Nuestra verdadera mente está libre del ruido de las palabras y las ideas y es muchísimo más espaciosa que nuestras limitadas elaboraciones mentales. Solo cuando el mar está en calma y quietud…

Continuar Leyendo

Pelota de Fútbol

Aunque escuchar únicamente el Dhamma pueda no llevarnos a la comprensión, es beneficioso. Había, en el tiempo del Buda, aquellos que alcanzaron el Dhamma, y aun se volvieron arahants, mientras escuchaban un discurso. Pueden ser comparados con una pelota de fútbol. Cuando a una pelota de fútbol se le bombea…

Continuar Leyendo

Máquina de Coser a pedal

Cuando nos sentamos a meditar, observamos solamente la respiración. No tratamos de controlarla. Si forzamos para que nuestra respiración sea demasiado prolongada o demasiado corta, no nos sentiremos ecuánimes y nuestra mente no se tranquilizará. Solo debemos dejar que nuestra respiración suceda naturalmente. Es como usar una máquina de coser…

Continuar Leyendo

El Miedo al Silencio

Me parece que a muchas personas les da miedo el silencio. Siempre están enfrascadas en algo —los mensajes de texto, la música, la radio, el televisor o los pensamientos— para llenar el espacio. Si la quietud y el espacio son tan necesarios para nuestra felicidad, ¿por qué no nos reservamos…

Continuar Leyendo

Tronco

Si cortamos un tronco de madera y lo tiramos al río, flota río abajo. Si ese tronco no se pudre o no se atasca en uno de los bancos del río, alcanzará finalmente el océano. Igualmente, la mente que practica el Camino Medio y no se apega a ninguno de…

Continuar Leyendo

El Yogui y el Erudito

Se trataba  de un erudito  muy pagado de sí mismo, que siempre estaba haciendo  gala de sus conocimientos de todo  orden,  menospreciando a aquellos  que no eran  tan cultos como él. Escuchó hablar de un yogui y acudió  a visitarlo,  pero  no para interesarse  por  él o preguntarle algo sobre…

Continuar Leyendo

El Atavío

Un hombre  fue invitado  a comer en la lujosa mansión  de unas personas muy acaudaladas. Llegó a la reunión ataviado con unas prendas  muy sencillas y se percató  de que los anfitriones disimulaban para evitar saludarle. Dejó durante  unos minutos  la reunión,  se desplazó a su casa y se envolvió…

Continuar Leyendo

El Samurai

Un aguerrido samurái fue a visitar a un  anciano  sabio  para  exponerle una duda que le atormentaba desde hacía mucho tiempo. —Señor –dijo–, me hallo aquí porque necesito saber si existen el cielo y el infierno. —¿Quién lo pregunta?  –dijo el sabio. —Un samurái –respondió orgulloso  el guerrero. —¿Y tú…

Continuar Leyendo

Lapicera Preciosa

Si no comprendes lo que es la paz, nunca serás capaz de encontrarla. Por ejemplo, suponte que tuvieras una lapicera muy cara que usualmente llevas en el bolsillo delantero derecho de tu camisa. Pero un día la pones en otro lugar y la olvidas. Más tarde cuando buscas la lapicera…

Continuar Leyendo

En Busca del Maestro

Llevaba diez años  en busca de un maestro  espiritual,  recorriendo los caminos  de la India.  Decidió  adentrarse  en los altos  Himalayas  para ver si en esas remotas  tierras  le era dado conocer  a un verdadero maestro.  Estaba atravesando uno de los colosales valles himalayos cuando se encontró con un anciano…

Continuar Leyendo

Accesos de Ira

Era un hombre  que tenía recurrentes accesos de gran ira que no lograba controlar. Muy preocupado por ello, se enteró de un sabio que podía aconsejarle y que vivía en la cima de una colina. Decidió acudir a visitarle. Una vez ante él le expuso el problema. El sabio dijo:…

Continuar Leyendo

  • Traducir