Origen del Zen

La enseñanza del budismo zen no está basada en las escrituras, sino que es transmitida de corazón a corazón, de maestro a discípulo, a través de la realización de la propia naturaleza original que tiene lugar gracias a la práctica de la meditación zen.

Continuar Leyendo

Palabras de amor

Hablar de amor supone ante todo el sentir bondad en el fondo del corazón. En el mundo corriente, se pregunta por educación si los otros  andan bien; en la vía zen, lo que se hace es desear en el fondo  del corazón que los demás «anden bien». Se dirige uno…

Continuar Leyendo

Presta atención

Lo tienes justamente frente a ti, comunicado con todo entusiasmo: si tienes buenas facultades y una elevada sabiduría podrás llevarlo a cabo con todo tu cuerpo, a base de un imprescindible rigor. Pero si te dejas llevar por tus pensamientos, plasmándolos en escritos o en conversaciones verbales, dejarás de percibirlo….

Continuar Leyendo

Desde dentro o desde fuera

No hay nada ante ti»: una larga espada contra el cielo. «La idea se halla delante de ti»: el rugido de mil truenos. Lo entiendas o no, no puedes evitar el perder la vida. Esta cuestión es tan vasta que contiene todo el universo, tan sutil que penetra incluso las…

Continuar Leyendo

En su punto de cocción

Cierta vez, tres eruditos que se dirigían para hacer el examen del servicio civil se detuvieron a comprar algo de comer a una mujer que vendía pastelitos a un lado del camino. Uno de ellos se mantenía tranquilo y silencioso, mientras que los otros dos no cesaban de discutir sobre…

Continuar Leyendo

Aclara tu mente

En el budismo, lo más esencial es aclarar la mente. Si deseas tener una mente clara, es importante dejar de tener opiniones. Si no lo haces, confundirás lo correcto y lo incorrecto; si la mente carece de claridad, la realidad y lo ilusorio se mezclan. Pero cuando dejas de tener…

Continuar Leyendo

Tres clases de aprendizaje

El camino budista tiene su fuente en tres clases de aprendizaje: la disciplina, la concentración y la introspección. La disciplina sujeta la mente con regulaciones, la concentración ilumina la mente con la quietud, la introspección aclara la mente con la sabiduría. Si el estudiante practica la introspección sin concentración o…

Continuar Leyendo

No te aferres al almohadón

En el aprendizaje del zen es esencial que no te aferres al almohadón que usas como asiento de meditación. Si te hundes en el olvido o la distracción, o te sumerges en la calma y la tranquilidad, sin ser consciente de ello, no sólo será una pérdida de tiempo, sino…

Continuar Leyendo

El límite del esfuerzo

Si profundizas en el tema, llegarás a la conclusión de que el límite máximo del esfuerzo es como plantar flores en el cielo o querer pescar la Luna en el agua: no puedes identificarte con nada y utilizar la mente tampoco te sirve de nada. Pero una y otra vez…

Continuar Leyendo

El marco de la base original

El marco de la base original es completamente fluido, sin los límites que aparecieron en la época de los mortales y de los budas; pero se empañó de súbito debido a las falsas percepciones, con lo cual nos estancamos y hundimos en los mundanos afanes apegándonos a los objetos, hasta…

Continuar Leyendo

Reflexiona sobre una sentencia

Ten fe en ti mismo, y recuerda la sentencia sobre la que reflexionas. Continúa examinándola; aunque tardes mucho tiempo algún día llegarás a captar su significado. Mientras tanto, no albergues ningún sentimiento de duda, ni te des ninguna prisa en conseguir la Iluminación. Cuando reflexiones sobre una sentencia, aunque percibas…

Continuar Leyendo

Esforzarse en estudiar

Todo el mundo tiene una antorcha que irradia una inmensa luz: ilumina espontáneamente el cielo y la tierra; no hay distancia a la que no pueda llegar. No es diferente de la de los budas o de los maestros zen, pero cuando llega a cubrirse debido a las falsas ideas…

Continuar Leyendo

La auténtica naturaleza búdica

La auténtica naturaleza búdica siempre es intrínsecamente luminosa y completa; lo era ya antes de que nuestros padres nos trajeran al mundo, lo sigue siendo ahora y continuará siéndolo siempre. En esencia no existe ni una sola cosa. Ya que no existe ni una sola cosa ¿qué es lo que…

Continuar Leyendo

El camino sutil

El camino sutil de los budas y maestros zen no es una irracional creación de complicados problemas, ni tampoco rareza o excentricidad. No se trata de algo de gran majestuosidad y difícil de practicar: simplemente es aquello que utilizas continuamente en tus actividades cotidianas. Si tuviéramos que darle un nombre,…

Continuar Leyendo

Las actividades cotidianas

El camino se halla en las actividades cotidianas; cada día, sin darnos cuenta, lo estamos utilizando. Por eso se dice: «El conocimiento es una falsa conciencia, el desconocimiento es indiferencia». En este caso dime, ¿el conocimiento, es bueno o malo? Los antiguos maestros, desde tiempos inmemoriales, y los peregrinos de…

Continuar Leyendo

  • Traducir