La auténtica naturaleza búdica

La auténtica naturaleza búdica siempre es intrínsecamente luminosa y completa; lo era ya antes de que nuestros padres nos trajeran al mundo, lo sigue siendo ahora y continuará siéndolo siempre. En esencia no existe ni una sola cosa. Ya que no existe ni una sola cosa ¿qué es lo que…

Continuar Leyendo

El camino sutil

El camino sutil de los budas y maestros zen no es una irracional creación de complicados problemas, ni tampoco rareza o excentricidad. No se trata de algo de gran majestuosidad y difícil de practicar: simplemente es aquello que utilizas continuamente en tus actividades cotidianas. Si tuviéramos que darle un nombre,…

Continuar Leyendo

Las actividades cotidianas

El camino se halla en las actividades cotidianas; cada día, sin darnos cuenta, lo estamos utilizando. Por eso se dice: «El conocimiento es una falsa conciencia, el desconocimiento es indiferencia». En este caso dime, ¿el conocimiento, es bueno o malo? Los antiguos maestros, desde tiempos inmemoriales, y los peregrinos de…

Continuar Leyendo

La perla negra

Cuando tienes una total claridad, no creas ninguna distorsión subjetiva; cuando eres absolutamente puro, está en ti la auténtica percepción. Pero aunque poseas estas dos cualidades en lo más profundo de tu ser, todavía no estás en poder de la llave trascendental. Cuando el viento y las olas desaparecen, el…

Continuar Leyendo

Las fabricaciones mentales

Si me fijo en las personas que actualmente buscan el camino, descubro que ninguna de ellas parece hallarlo. ¿Por qué? Algunas controlan sus mentes para aquietarlas, otras serenan sus pensamientos para conseguir un equilibrio. Pero todo ello no es otra cosa que fabricaciones mentales. En realidad, no tienen ningún dominio…

Continuar Leyendo

El zen original

En la escuela zen original, el auténtico encuentro no consistía en encaramarse a un alto púlpito y exponer algunos puntos verbales. ¿Por qué? Por eso se dice que cuando los puntos verbales están ausentes, el hogar se halla a diez mil millas de distancia. Lo que debes hacer es, simplemente,…

Continuar Leyendo

Prostituirse por las apariencias

Si no conoces la existencia del Yo original ni la senda de la trascendencia, y en lugar de ello aprendes a preguntar y responder basándote en escritos y palabras, ¿qué importancia tiene? En este caso, dondequiera que vayas a pasar el verano o el invierno en compañía de un maestro,…

Continuar Leyendo

El exceso

Si quieres buscar demasiado, puedes obstaculizar el camino. En cuanto a ti, ¿puedes afirmar que has cumplido con tu trabajo? Si no es así, aunque tengas mil clases de inteligentes conversaciones, tu mente no mejorará; y en este caso, ¿de qué sirve tener diez mil clases de pensamientos? Chih-men (floreció…

Continuar Leyendo

Los nombres y el real significado

Un anciano dijo: «Buda y el dharma son sólo métodos elaborados de enseñanza; los vocablos Zen y Tao se pronuncian para pacificar a los niños». Los nombres no tienen nada que ver con el significado real, y el significado real nada tiene que ver con los nombres; si te aferras…

Continuar Leyendo

Completamente espaciosa

La actividad de los budas es completamente espaciosa, sin límites. La puerta de la vacuidad es la entrada a la liberación; si deseas ayudar a los demás no albergues intención alguna. Trasciende el pasado, el presente y el futuro, así no podrás elevarte ni caer; los proyectos se oponen a…

Continuar Leyendo

La liberación en cualquier lugar

No persigas a Buda, ni las enseñanzas, ni una comunidad. No persigas virtud, conocimiento, comprensión intelectual o cosas similares. Cuando ceses de abrigar sentimientos de confusión o de pureza, no te aferres a ese no buscar ni consideres que es lo correcto. No mores en ese punto final, ni ansíes…

Continuar Leyendo

Llega a la raíz

Cada persona debería aclarar su propia mente, yendo a la raíz en vez de perseguir las ramas. Basta con llegar a la raíz para que las ramas vengan por sí solas. Si quieres llegar a la raíz, debes conocer tu mente. La mente es fundamentalmente la raíz de todos los…

Continuar Leyendo

Los criterios internos y externos

Aferrarse a la idea de que uno mismo es Buda, el zen o el camino, considerándolo de ese modo, se conoce como aferrarse a un criterio interior. Opinar que la realización se alcanza a través de causas y condiciones, de la práctica y la comprensión, se conoce por criterio exterior….

Continuar Leyendo

El monarca de la mente

Observa al vacío monarca de la mente; misterioso, sutil, insondable, carente de forma y de sustancia y, sin embargo, con gran poder espiritual, capaz de extinguir mil problemas y de perfeccionar diez mil virtudes. Aunque vacío en esencia, puede ser un guía. Si lo observas no tiene forma; si lo…

Continuar Leyendo

  • Traducir